Eguzkilore de 48 cm. tallado en madera

 en General

Eguzkilore » Flor Solar » tallado en madera de haya 3d-134/C de 48 cm.
Es una pieza especial , con tintes de tonos roble oscuro y punto de Wengue y con acabados de barniz color roble mate.
Desde hace unos 4-6 años cada vez son más los clientes que me piden eguzkilores grandes; los normales son de 22 cm, pero tambien me piden de 25 cm, 30 cm, 35 cm, 45 cm, éste de 48 cm , de 52 cm, y el más grande que he hecho hasta el momento medía 68 cm.

La costumbre de poner una flor de cardo en la puerta de los hogares para ahuyentar a los espíritus disolventes fue bastante común en toda la franja pirenaica. La explicación más usual es la siguiente: las brujas, al acercarse a la casa en la oscuridad de la noche, confunden la eguzkilore con el sol y corren a refugiarse en sus covachas temiendo que el despuntar del día las sorprenda a la intemperie. También he oído otra versión según la cual es la curiosidad lo que pierde a las brujas: una vez que las sorginas llegan a la entrada de un caserío, descubren la flor colgada y no pueden resistir la tentación de contar uno a uno todos los pelillos del cardo, y en esas se les va la noche entera sin haber franqueado la puerta, con lo que al alba deben huir si no quieren que la luz del sol las traicione. Interpretación idéntica a la que en Brasil justifica que en las puertas de las casas se cuelgue un manojo de corbatas: las brujas antes de entrar se ponen a contar sus hilos, lo que les lleva toda la noche. Sea como fuere, interesa sobre todo subrayar que al cardo está unida la cualidad de protección contra los malos espíritus.

Otras novedades